10 alimentos ANTICANCERIGENOS que debes comer


En esta ocasión queremos compartir esos 10 alimentos anticancerígenos que todos deben incluir en sus dietas para tener una mejor calidad de vida. ¡Descúbrelos!

Informe21.com. El cáncer es una enfermedad crónica que ha afectado a las personas desde hace cientos de siglos. Por la gravedad y los órganos que suele comprometer, es una de las patologías más temidas y peligrosas que alguien puede desarrollar. Muchos de los casos tienen su origen en factores genéticos, pero en la actualidad se ha demostrado que los hábitos de vida tienen mucho que ver.

En este sentido, se cree que la frecuente exposición a las toxinas del ambiente puede incrementar el riesgo; además, las sustancias añadidas a los alimentos procesados y la modificación genética también puede tener algún tipo de relación. La comida natural, orgánica y libre de pesticidas provee muchos más beneficios para mantener las afecciones alejadas.


1. Vino tinto
El consumo de una copa de vino tinto al día es una excelente manera de proporcionarle al cuerpo importantes antioxidantes y vitaminas. nPese a su contenido de alcohol, esta bebida aporta resveratrol, un ingrediente activo que ha demostrado inhibir el crecimiento de las células cancerosas en varias regiones del cuerpo.

2. Granada
Esta fruta, que se puede comer directamente o en zumos, tiene un elevado contenido de elementos antioxidantes que frenan la acción de los radicales libres, principales causantes del daño celular. Su consumo regular frena el movimiento de las células malignas y reduce las probabilidades de metástasis.

3. Té verde
La planta que se hizo popular por su capacidad para ayudar a perder peso también ha demostrado ser una gran aliada contra el cáncer. Contiene polifenoles y otros tipos de antioxidantes que previenen la división de células cancerosas, combatiendo y reduciendo las probabilidades de desarrollar: cáncer de colón, cáncer de recto, cáncer de páncreas, cáncer de pulmón, cáncer de hígado, cáncer de mama.

4. Brócoli. 
El brócoli es uno de los vegetales verdes que todos deben consumir, por lo menos, una o dos veces al mes. Se caracteriza por su alto aporte de fibra, la cual elimina elementos dañinos en el intestino. Contiene una sustancia llamada sulforafano, que ayuda a desintoxicar el hígado y prevenir los tumores en todo el sistema gastrointestinal.

5. Café.
El consumo y la aplicación de café tienen un efecto positivo en la prevención del cáncer de piel. Esto se debe a que la cafeína neutraliza una proteína llamada ATR, destruyendo las células que se dañan por la constante exposición a los rayos UV del sol.

6. Ajo.
Este poderoso alimento medicinal no solo es el mejor antibiótico natural, sino que ha demostrado ser un increíble anticancerígeno. Sus compuestos azufrados y su elevado contenido de vitaminas y minerales participan de forma activa en la prevención de cánceres como: cáncer de esófago, cáncer de pulmones, cáncer de colon, cáncer de estómago.

7. Nueces.
Las nueces y otros frutos secos contienen unas moléculas conocidas como fitoesteroles, las cuales bloquean los receptores de estrógeno mientras ralentizan el crecimiento de las células malignas. Su incorporación en la dieta puede participar en la reducción del riesgo de: Cáncer de senos, cáncer de próstata, cáncer de colon.

8. Cítricos.
Las frutas cítricas como el limón, la naranja y los pomelos contienen una cantidad significativa de limoneno, una sustancia estimulante de los linfocitos, células que luchan contra diferentes tipos de cánceres.

9. Melocotones. 
Según varios estudios, el melocotón tiene propiedades y nutrientes que destruyen las células cancerígenas en varios tejidos importantes del cuerpo. Su extracto es prometedor en el futuro desarrollo de tratamientos contra el cáncer de mama, pues incluso daña las células más agresivas sin afectar las sanas.

10. Orégano. Esta especia aromática que suele utilizarse con regularidad en la gastronomía, contiene carvacrol, un componente que incita la muerte celular programada en las células malignas de la próstata. Sumado a esto, está comprobado que actúa como un potente antiinflamatorio y antibiótico, efectos importantes en la reducción del riesgo de padecer cáncer.

¿Se deben consumir en grandes cantidades? ¡Cuidado! El hecho de que contengan agentes anticancerígenos no quiere decir que se puedan comer en cantidades excesivas al día. La clave está en incorporarlos con frecuencia en la dieta, siempre en las porciones razonables.

Es importante entender que, aunque sus compuestos químicos tienen un impacto positivo contra esta clase de patologías, eso no quiere decir que sean una cura o medicina sino que son muy eficaces en la prevención del mal. Toda la dieta debe ser saludable y en caso de riesgo o síntomas hay que ponerse bajo supervisión médica.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Puede dejar su opinión o datos de contacto aquí.